JORNADA MUNDIAL DEL MIGRANTE Y DEL REFUGIADO 14 de enero 2018

QUIERO SER ARTISTA
28 diciembre, 2017
LA ORACIÓN DE LOS CRISTIANOS
16 enero, 2018

JORNADA MUNDIAL DEL MIGRANTE Y DEL REFUGIADO 14 de enero 2018

MENSAJE DEL PAPA FRANCISCO (Síntesis)

“Acoger, proteger, promover e integrara los emigrantes y refugiados”

 

«El emigrante que reside entre vosotros será para vosotros como el indígena: lo amarás como a ti mismo, porque emigrantes fuisteis en Egipto. Yo soy el Señor vuestro Dios» (Lv 19,34).

Cada forastero es una ocasión de encuentro con Jesucristo.

Dios pide a la Iglesia la solicitud por emigrantes y refugiados: desde la salida y a lo largo del viaje, desde la llegada hasta el regreso.

Para ello, cuatro verbos: ACOGER, PROTEGER, PROMOVER E INTEGRAR

ACOGER

Es ampliar las posibilidades para que los emigrantes y refugiados puedan entrar de modo seguro y legal en los países de destino.

Para ello:

  • simplificar la concesión de visados por motivos humanitarios y por reunificación familiar.
  • adoptar programas de patrocinio privado y comunitario,
  • abrir corredores humanitarios para los refugiados más vulnerables.
  • prever visados temporales especiales para las personas que huyen de los conflictos hacia los países vecinos.
  • Las expulsiones colectivas y arbitrarias de emigrantes y refugiados no son una solución idónea,
  • ofrecer a los emigrantes y refugiados un alojamiento adecuado y decoroso.

PROTEGER

El segundo verbo, proteger, se conjuga en toda una serie de acciones en defensa de los derechos y de la dignidad de los emigrantes y refugiados, independientemente de su estatus migratorio.

  • dar informaciones veraces y ciertas antes de dejar el país
  • defensa ante las prácticas de reclutamiento ilegal.
  • derecho a tener siempre consigo los documentos personales de identidad,
  • acceso equitativo a la justicia
  • posibilidad de abrir cuentas bancarias
  • garantía de lo básico para la subsistencia vital.
  • la libertad de movimiento en los países de acogida,
  • posibilidad de trabajar
  • acceso a los medios de telecomunicación.
  • Quienes deciden regresar a su patria: desarrollar programas de reinserción laboral y social.
  • protección de los emigrantes menores de edad:
    • Es preciso evitarles cualquier forma de detención
    • asegurarles el acceso regular a la educación primaria y secundaria.
    • garantizarles la permanencia regular al cumplir la mayoría de edad
    • posibilidad de continuar sus estudios.
    • menores no acompañados:  prever programas de custodia temporal o de acogida.
    • derecho universal a una nacionalidad
    • no limitar el acceso a la asistencia sanitaria nacional ni a los sistemas de pensiones
    • no limitar la transferencia de sus contribuciones en el caso de repatriación

PROMOVER

Promover quiere decir esencialmente trabajar con el fin de que a todos los emigrantes y refugiados, así como a las comunidades que los acogen, se les dé la posibilidad de realizarse como personas en todas las dimensiones que componen la humanidad querida por el Creador.

  • la dimensión religiosa ha de ser reconocida en su justo valor
  • libertad de profesar y practicar la propia fe.
  • Certificar y valorar las cualificaciones ya tienen.
  • promoción de la inserción socio-laboral
    • garantizar la posibilidad de trabajar
    • cursos formativos lingüísticos y de ciudadanía activa
    • información adecuada en sus propias lenguas.
      • emigrantes menores de edad
        • su participación en actividades laborales ha de ser regulada
          • favorecer la reagrupación familiar —incluyendo los abuelos, hermanos y nietos—
          • solicitantes de asilo y refugiados con discapacidad: asegurarles mayores atenciones y ayudas.
          • cooperación internacional y de asistencia humanitaria: tener en cuenta las necesidades de los países en vías de desarrollo, que reciben importantes flujos de refugiados y emigrantes.

INTEGRAR

El último verbo, integrar, se pone en el plano de las oportunidades de enriquecimiento intercultural generadas por la presencia de los emigrantes y refugiados. La integración no es «una asimilación, que induce a suprimir o a olvidar la propia identidad cultural. El contacto con el otro lleva, más bien, a descubrir su “secreto”, a abrirse a él para aceptar sus aspectos válidos y contribuir así a un conocimiento mayor de cada uno.

  • favorecerla cultura del encuentro
  • multiplicar las oportunidades de intercambio cultural
  • desarrollar programas que preparen a las comunidades locales para los procesos integrativos.
  • extranjeros obligados a abandonar el país de inmigración a causa de crisis humanitarias:
    • que se les garantice una asistencia adecuada para la repatriación y programas de reinserción laboral en su patria.

La Iglesia quiere comprometerse en todo ello. Pero es imprescindible la contribución de la comunidad política y de la sociedad civil.

CUMBRES DE LAS NACIONES UNIDAS

Durante la Cumbre de las Naciones Unidas, celebrada en Nueva York el 19 de septiembre de 2016, los líderes mundiales han expresado claramente su voluntad de trabajar a favor de los emigrantes y refugiados para salvar sus vidas y proteger sus derechos, compartiendo esta responsabilidad a nivel global. Se comprometen a elaborar y aprobar antes de finales de 2018 dos pactos globales (Global Compacts), uno dedicado a los refugiados y otro a los emigrantes.

Es una ocasión para presentar y apoyar las acciones específicas anteriormente dichas.

 

X