LA FILOSOFÍA VUELVE

ECONOMÍA DE LAS CARICIAS
22 octubre, 2018
EL INFLUJO DE LO DÉBIL
31 octubre, 2018

LA FILOSOFÍA VUELVE

Nunca debió irse, pero ahora por fin vuelve la filosofía a ocupar el sitio que le corresponde en la formación integral de nuestros jóvenes, y muy especialmente en su maduración intelectual. Y lo hace después de estar prácticamente expulsada de las aulas desde 2013, cuando la LOMCE del controvertido ministro Wert, apostando por un curriculo escolar pragmatista, optó por el secarral de las ideas negando a la filosofía su categoría de asignatura troncal en el bachillerato.

Hace unos días, por una vez todos los partidos se pusieron de acuerdo, incluído un PP posiblemente arrepentido de su error de hace cinco años, y el pasado 17 de octubre – feliz jornada para la educación de nuestra gente – el Congreso aprobó por unanimidad una Proposición no de Ley del grupo de Unidos-Podemos por la que acuerda que la asignatura sea materia obligatoria en los tres últimos cursos de la enseñanza secundaria.

Se recupera una materia imprescindible y vertebradora de otros saberes que llegan al alumno de forma dispersa, una materia que le ayuda a plantearse, ya desde los comienzos de su existencia consciente, su propia identidad y a contemplar críticamente el entorno que le rodea. Expulsar la filosofía de las primeras aulas es tanto como cerrar de entrada la puerta del intelecto y de la moral a las preguntas básicas, condenar a los jóvenes a una desorientación vital de raíz, lanzarlos al espacio social, con capacidades instrumentales para ganarse un sueldo, quizás sí, pero sin saber quiénes son realmente, cómo manejarse de forma racional y personal  en la masificación imperante, y qué sentido tiene, si me apuran y por lo breve, seguir viviendo.

Los mayores tendemos a pensar que a los jóvenes no les interesan gran cosa estos asuntos, que más bien están por tener una asignatura menos, y que ya tendrán “tiempo para pensar” cuando crezcan.

No minusvaloremos a nuestros alumnos y alumnas de institutos y colegios. Todavía conservo cálido recuerdo del espectacular éxito editorial europeo, y español también por supuesto, que tuvo entre ellos “El mundo de Sofía”, del escritor noruego Jostein Gaarden. Una atractiva historia novelada de la filosofía tejida en torno a la figura de un personaje adolescente que se interroga acerca de sí y del mundo que habita. Se han vendido millones de ejemplares. Los jóvenes se adentran con curiosidad y asombro en ese territorio de preguntas y respuestas en el que, a menudo, el mayor espacio lo ocupan propuestas dogmáticas, acumulaciones tecnocráticas, y tentadoras presencias consumistas.

Es responsabilidad del legislador en materia educativa poner al alcance del alumno la posibilidad de formular personal y colectivamente esas preguntas, y empistarlo, con rigor y libertad, en la senda de las respuestas posibles. Sea bienvenida esta rectificación. La filosofía vuelve a las aulas. Una disciplina de innegable trascendencia en esa etapa de la vida en que el ejercicio de reflexión, la conciencia individual y el descubrimiento de los otros comienzan a forjarse.- L. Úrbez

X