MUJERES Y TEOLOGÍA

CUESTIÓN DE CONFIANZA
8 octubre, 2018
EL POPULISMO AUTORITARIO TRIUNFA EN BRASIL
18 octubre, 2018

MUJERES Y TEOLOGÍA

XXII ENCUENTRO DE MUJERES Y TEOLOGÍA Y V FORO DE LA RED MIRIAM DE ESPIRITUALIDAD IGNACIANA FEMENINA

El Centro Pignatelli ha sido el espacio elegido por el grupo de Mujeres y Teología de Zaragoza y  la Red Miriam de Espiritualidad Ignaciana Femenina para celebrar conjuntamente su XXII Encuentro y su V Foro respectivamente. El lema: “Salto Vital: creyentes y feministas. Nuevas perspectivas.”

Alrededor de 275 mujeres y algunos hombres hemos vivido con intensidad el fin de semana  del 28 al 30 de septiembre, en el cual, según palabras de una participante: “no se puede dar más en menos”. Gracias. Cabeza, corazón y voluntad han tenido su propio espacio porque no solo de ideas, de emociones o de acciones estamos hechas. Es posible que la combinación de las tres haya sido una de las razones del éxito del Encuentro.

Llegar hasta aquí ha sido un camino difícil y a la vez gozoso,  para el cual, la Divina Sabiduría decidió mermarnos en número y salud, además de añadirnos más responsabilidades familiares.  Así lo aceptamos y así caminamos, sabiéndonos instrumentos de algo más grande que alienta allí donde se construye Reino. Al mismo tiempo, pequeñas y grandes ayudas nos venían a decir que no estábamos solas.

La llegada de muchas participantes el viernes nos permitió empezar en la calle, recorriendo a través de “El callejero de las mujeres” la vida de muchas de ellas. Compartimos después cena y saludos, encuentros y abrazos con la intuición de que nos esperaban momentos especiales.

Arrancamos la mañana del sábado con el final de la película ”Thelma y Louise” que nos ha servido de inspiración y nos ha llevado a reflexionar sobre los saltos vitales que damos las mujeres y sus consecuencias. En clave de humor, sin embargo, empezamos el día.

Ivone Gebara, la teóloga ecofeminista brasileña fue nuestra apuesta fuerte. Es largo su recorrido, son largas sus vivencias y, compartirlas con nosotras ha sido un regalo. Es mucho lo que el feminismo, el feminismo cristiano y el  ecofeminismo tienen que aportar al mundo, dice Ivone, por más que, como recalca, se esté satanizando por parte de aquellos que siguen considerando a las mujeres, personas de segunda, no aptas para desempeñar cualquier tipo de responsabilidad. Su mensaje potente, emotivo, ecuménico, rico  y profundamente espiritual ha sido una llamada a transitar por los caminos de Jesús haciéndonos cargo de la realidad que vivimos y del planeta limitado en el que habitamos.( Se puede disfrutar de su intervención en el blog de Mujeres y Teología de Zaragoza.) Tras su intervención, un conversatorio con tres mujeres de ámbitos diferentes hizo que sus palabras resonaran en la realidad de cada una de ellas.

La tarde del sábado fue el lugar de los “Espacios C”: contar, cantar, conversar, construir, crear, cuestionar… espacios en formato taller, donde la letra C, cual eslabón abierto de una cadena, lo mismo nos sujeta que nos deja libres. Desde esa idea,  14 talleres ofrecieron desde nuevos sindicalismos a cuestionar el género, pasando por contar, por ciberfeminismo, por economías feministas, por espacios de espiritualidad, conversaciones con Ivone, la teoría “U” de Shammer o la corresponsabilidad en la vida diaria. La puesta en común nos devolvió al momento del “salto” de aquel coche que Thelma y Louise conducían y, compartimos lo trabajado orando con: “fluye a mi Misterio, fluye desde mi Misterio”, sabiendo que… ningún salto es seguro pero está sostenido.

Salimos a la calle, otra vez. El ritmo de la batucada nos llevó alegres por las calles de la ciudad recordando a mujeres que dieron saltos vitales, muchos de ellos ignorados: Andrea Casamayor, la madre Rafols, María Domínguez… y otras tantas. Nos acompañaron, acogieron y pusieron en valor a mujeres de hoy, compañeras nuestras de vida que siguen, como ellas, dando saltos vitales.

El día acabó con más fiesta, con la participación de los grupos de otras ciudades que pusieron la nota festiva y cómica tras la cena.

El domingo teníamos invitada a Yayo Herrero, mujer no creyente que compartió con nosotras: “Vidas que merezcan la pena ser vividas”. Siguiendo los pasos de Ivone Gebara, nos situó en la crítica a un sistema capitalista y patriarcal que atenta contra la vida y los cuerpos de las mujeres. Su propuesta pasa por la reconstrucción de lazos colectivos y el cuidado de la vida. (También se puede ver su intervención en nuestro blog.)

Llegado el momento de la celebración,  la vida se hizo presente y palpitó no sólo en nosotras sino también en esa biosfera de la que formamos parte; y en el agua del pozo que la samaritana sacó para dar de beber a Jesús. No hacía falta más, tan solo reconocer que “Somos, nosotras, como esos viejos árboles… caminando hacia esa gran utopía que es la sororidad.” Sencillamente porque estamos: VIVAS, LIBRES Y EN RESISTENCIA.

 Mabel Ruiz, de la Asociación Mujeres y teología de Zaragoza

http://mujeresyteologiazaragoza.blogspot.com/

 

X